Sirviendo a la comunidad Hispana de Orlando, FL

Que Creemos

Nuestro Nombre e Historia

  • Creemos que hay un solo Dios, que existe eternamente en tres personas, (Padre, Hijo y Espíritu Santo) y que debe ser amado, honrado y adorado igualmente.
  • Creemos que las Sagradas Escrituras del Antiguo Testamento y Nuevo Testamento son por el Espíritu Santo la autoridad sin par y el testimonio autorizado de Jesucristo en la Iglesia universal.  Es decir, la Biblia es la inspirada y completa Palabra escrita del Dios Trino, la única guía confiable en asuntos de Fe (creencia) y vida (conducta).
  • Creemos que la humanidad necesita a un salvador—Jesucristo.  Toda la humanidad fue creada a la imagen de Dios para tener compañerismo con Dios y los unos con los otros.  Pero la humanidad ha pecado y es totalmente incapaz de experimentar por si sola esa comunión para la cual fue creada.  Por el sacrificio de Jesucristo en la Cruz, somos perdonados y resucitados a una nueva vida. Creemos que Jesús nació, vivió amo, enseñó, predicó, sano, libertó, murió, resucitó y ascendió para salvarnos del mal.
  • Creemos en el señorío único de Jesucristo como la palabra encarnada y viva de Dios en la tierra, el Señor de la creación, la cabeza de la iglesia y el salvador del mundo— quien fue plenamente Dios y plenamente humano.
  • Creemos que la humanidad no puede ganarse la salvación de Dios por sus propio méritos y esfuerzos, sino que la recibe con gratitud, por la Fe, mediante el poder transformador del Espíritu Santo.  Es decir, el Dios soberano (por ninguna otra razón que por su propia iniciativa, gracia y amor) ha escogido pecadores perdidos de cada nación para redimirlos pro el poder del Espíritu Santo y a través de la muerte y la resurrección de su Hijo Jesucristo.
  • Creemos que esos pecadores, a quienes el Espíritu redargulle, vienen a confiar en Cristo como su Salvador por la Palabra de Dios, son nacidos de nuevo, se convierten en hijos/as de Dios y perseveran hasta el fin.  Por lo tanto el resultado de la salvación gratuita de Dios, en la vida del creyente, es santidad, buenas obras y servicio, para la gloria de Dios.
  • Creemos en el ministerio actual del Espíritu Santo por medio de quien el creyente tiene la capacidad de disfrutar de una vida llena, saludable y agradable a Dios.  Es decir afirmamos que el pueblo de Dios, es llamado a la santificación en todos los aspectos de la vida, incluyendo pero no limitándose, a la fidelidad en el pacto matrimonial entre un hombre y una mujer y a la castidad para las personas solteras.
  • Que la amonestación del Espíritu Santo y el hablar en lenguas es para los creyentes.
    Creemos en la unidad y edificación espiritual de los demás creyentes en nuestro Señor Jesús.  En las creencias esenciales, buscamos la unidad. En las creencias no esenciales, afirmamos la libertad.  En todas nuestras creencias, demostramos caridad.
  • Creemos que la iglesia visible en la tierra es el instrumento (imperfecto) de Dios para promover el Reino del Señor, mediante la proclamación, la enseñanza, el servicio, la confraternidad y la adoración.  Como parte del cuerpo de Cristo, somos una “iglesia reformada y siempre reformándose”, según la palabra de Dios y del Espíritu.