El Evangelio

El Evangelio

El evangelio es un mensaje sobre la persona y la obra de Jesucristo. Todos hemos pecado y no hemos alcanzado el estándar perfecto de Dios (Romanos 3:23). Debido a nuestro pecado, ninguno de nosotros merece el favor de Dios, sino solo la ira de Dios, y eso para siempre (Romanos 1:18, 2:5). Pero Dios envió a su Hijo, Jesucristo, para vivir una vida perfecta y morir en la cruz como sacrificio expiatorio por el pecado (Hebreos 4:15; Romanos 8:3, 3:25). Solo Jesus puede expiar el pecado porque:

  • Jesús es completamente hombre y completamente Dios (Juan 1:1, 14).
  • Jesús vivió una vida perfecta (Hebreos 4:15).
  • Jesús murió como sacrificio por el pecado, apaciguando la ira de Dios (Isaías 53:5; 2 Corintios 5:21; Colosenses 2: 13-14).
  • Jesús resucitó de los muertos, lo que demuestra que su sacrificio era aceptable para Dios (Romanos 4:25; 1 Corintios 15:17).
  • Jesús ascendió al cielo y promete su regreso (Mateo 24: 30-31; Juan 14:1-3).

La buena noticia del evangelio es que podemos ser traídos a una relación correcta con Dios, a través de la fe en la obra de Jesús en nuestro nombre (1 Pedro 3:18). No podemos expiar nuestros propios pecados, ni podemos ganar el favor de Dios (Gálatas 2:16). La salvación, si es que sucede, ocurre solo por gracia (Efesios 2:8-9). Para recibir esta salvación, uno debe arrepentirse de sus pecados y confiar plenamente en Jesucristo para el perdón de los pecados (Hechos 2:38; Romanos 10:13).

Sí ha recibido esta gran salvación, encontrará en la Iglesia Morada de Dios una familia con el deseo de alabar a Dios por sus poderosas obras. Te invitamos a unirte a nosotros mientras nos reunimos cada domingo para celebrar nuestra salvación. Si tiene preguntas y desea hablar con alguien, no dude en contactarnos. Sería un placer hablar con usted sobre el evangelio.